Search
domingo 15 diciembre 2019
  • :
  • :

Luego de 16 años, vuelve a la plaza Rubén Darío “La República”

*Luego de 16 años, vuelve a la plaza Rubén Darío “La República”*

Ø *La estatua fue recuperada gracias a una histórica incautación de piezas
de arte en un fundo de la localidad de San Francisco de Mostazal, en la
Región de O’Higgins, por parte de la Brigada Investigadora de Delitos
contra el Medio Ambiente y el Patrimonio Cultural de la PDI.*

En un simbólico acto de reinstalación, este marte 13 de agosto, fue
devuelta la estatua “La República” a la Plaza Rubén Darío, ubicada en el
borde costero de Playa Ancha. Esta histórica pieza de arte, fue recuperada
por la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y el
Patrimonio Cultural (Bidema) de la Policía de Investigaciones (PDI),
quienes dieron con su paradero, gracias a una denuncia realizada por un
ciudadano porteño, quien, a través de redes sociales, encontró el paradero
de esta pieza, que originalmente se ubicaba en el Paseo Rubén Darío y cuyo
rastro se perdió en el año 2003.

Junto con esta escultura, la Bidema halló una serie de obras de artes
robadas y extraviadas, realizando una histórica incautación de piezas, en
un fundo de la localidad de San Francisco de Mostazal, en la Región de
O’Higgins. Ante esto, y con fecha 5 de diciembre del 2018, el Juzgado de
Garantía de Graneros declaró admisible la presentación de una querella por
parte de la Municipalidad de Valparaíso, bajo los delitos de Daños a
Monumentos Nacionales, Receptación y Robo en Bien Nacional de Uso Público.

Esta acción judicial, tuvo su primer trámite el 20 de diciembre del 2018,
fecha en que se ejecutó la audiencia de formalización de la investigación,
decretándose la medida cautelar de arresto domiciliario total y de arraigo
nacional para el empresario Raúl Shuller, dueño del fundo donde fueron
halladas estas piezas de arte. Bajo este contexto, y con fecha 11 de julio
del 2019, el municipio porteño solicitó a la Fiscalía de Alta Complejidad
de O’Higgins la recuperación de la especie, lo cual hace pocos días fue
concedido, permitiendo así que la estatua «La República» volviera a plaza
Rubén Darío de Playa Ancha.

Tras el acto de reinstalación, el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp,
comentó que “este es un hecho histórico para Valparaíso, y fue posible,
gracias al aporte de muchos. En primer lugar, gracias al aporte de un
ciudadano de Valparaíso, Lautaro Triviño, que con su tenacidad y lucha,
logró dar con el paradero de esta estatua. En segundo lugar, reconocemos el
trabajo de la PDI, que a través de su Dirección de Protección al Patrimonio
y Medio ambiente, realizó la labor investigativa. Y, la Municipalidad de
Valparaíso, a través de la Dirección de Patrimonio y la Dirección
Jurídica”.

“Pero, sin lugar a dudas, esto ha sido posible gracias a las distintas
organizaciones sociales de Playa Ancha, que por años han luchado por el
patrimonio y para que la Plaza Rubén Darío sea lo que hoy día está
volviendo a ser, un lugar de encuentro, social, patrimonial y cultural,
para todos los porteños y porteñas. Estamos invirtiendo en la plaza, en
baños, en iluminación y en el mejoramiento del aseo. Los fines de semana,
esta plaza se repleta de gente y eso habla del trabajo que estamos
haciendo, de recuperar poco a poco los espacios que Valparaíso había ido
perdiendo”, agregó el edil porteño.

Por su parte, Lautaro Triviño, denominado como “defensor patrimonial”,
comentó que “este hallazgo, fue casi una casualidad. Yo participo de un
grupo que se llama Valparaíso del Recuerdo, en el cual compartimos fotos de
Valparaíso antiguo, vídeos y otros similares. Allí, un usuario publicó un
enlace a otra página de Facebook sobre las casas patronales, y me llamó la
atención muchas esculturas y entre ellas, La República. Me surgió algo así
como un chispazo, pensando en que era la de Valparaíso, porque no tenía el
engranaje de la mano izquierda, que es el original, y después, buscando más
registros, tengo entendido que a Chile llegó solo un ejemplar, entonces no
podía ser otra. De todas formas, corría el riesgo de que fuera una réplica,
lo cual no fue así. Entonces esa pista, yo la envié al Mercurio, la
publicaron, y posteriormente, uno de los comisarios de la Bidema
Metropolitana, vio el artículo en Santiago y me llamaron, vinieron desde
allá a tomarnos la declaración y lo demás es de conocimiento general”.

Acto que fue reafirmado por el subprefecto Ernesto León, jefe de la Bidema
Metropolitana, quien comentó que “en relación a los antecedentes aportados
por Lautaro, efectivamente realizamos un análisis de la información que él
había recopilado, e inmediatamente solicitamos las órdenes a la Fiscalía
Regional de Rancagua. Con esos antecedentes, procedimos a realizar una
investigación acuciosa y efectivamente comprobar que en el lugar se
encontraba esta estatua y ya, con estos antecedentes, poder solicitar a la
Fiscalía, a través de los Juzgados de Garantía, una orden de entrada y
registro al lugar, donde entramos a mediados del mes de noviembre del año
pasado y junto con esta estatua de La República, 21 estatuas más”.