Search
domingo 12 julio 2020
  • :
  • :

Gendarmería invierte más de $120.00.000 en dependencias para el personal de Quillota

Gendarmería invierte más de $120.00.000
en dependencias para el personal de Quillota

Además se han estado reparando todos los pabellones que albergan a la
población
penal del CCP local.

Para fines del mes de marzo se espera que sean entregadas las nuevas
dependencias de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP),
cuyas
obras implicaron un monto de $122.230.118 y permitirán descongestionar las
actuales cuadras del personal uniformado.
Los trabajos comenzaron en el mes de octubre e implican la construcción de
dormitorios, servicios higiénicos, sala de guardia, sala de armamento, etc.
Además,
en el ingreso al centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota, unidad
en la
que se ubica la USEP, se edificó una caseta de guardia. Esta nueva
dependencia
viene a reforzar la seguridad del recinto penal.
El jefe del CDP quillotano, teniente coronel Mario Contreras, sostuvo que:
“son
dependencias nuevas dadas la dotación de la USEP. Ellos, con una dotación de
aproximadamente de 35 funcionarios, compartían dependencias con el personal
de
planta permanente de la unidad, por lo que teníamos falta de espacios”.
A los trabajos para mejorar las condiciones laborales de los gendarmes se
suma las
refacciones en los pabellones de la unidad. Actualmente se están reparando
los
baños del pabellón cinco, el cual albergaba a 91 privados de libertad
condenados.
“Estos trabajos comenzaron en el mes de septiembre. Empezamos en el pabellón
cuatro, luego el tres y dos y terminamos en el cinco. Incluyó a todos los
pabellones
en los sectores de patios y dormitorios. Para optar a estas mejoras tuvimos
que
tomar los resguardos en los temas de seguridad y eso conllevó a hacer un
movimiento de población penal de aproximadamente 80 internos que tuvimos que
reubicar en las otras unidades de la región y que, una vez terminados los
trabajos
y según el comportamiento en esas unidades, pueden regresar”.

Las obras en los colectivos han sido realizadas por los reclusos que
habitan el
colectivo laboral. Estos internos han realizado cursos y talleres de
carpintería,
restauración de muebles, soldadura y otros en los que han sido certificados.
Cabe destacar que durante el año 2019 ya se habían efectuado mejoras y
ampliaciones en las cuadras del personal masculino y femenino del centro
quillotano.