Search
jueves 20 febrero 2020
  • :
  • :

Estudio Coronavirus y su impacto en las empresas de China y el mundo

A medida que los funcionarios en China y en todo el mundo reúnen sus
recursos para contener el costo humano del nuevo brote de neumonía por
coronavirus, muchas empresas apenas han comenzado a evaluar los efectos
económicos. A pesar de que aún es temprano, la experiencia de China con
epidemias en los últimos 20 años puede proporcionar una idea de lo que este
último brote puede significar para la economía del gigante
asiático. Además, la historia proporciona algunas señales que pueden ayudar
a las empresas a navegar a través de la crisis y emerger más fuertes y
mejor posicionadas.

Entre esas epidemias pasadas (gripe aviar, gripe porcina y SARS), solo el
brote de SARS 2002–2003 parece verdaderamente comparable. Hasta ahora, el
nuevo coronavirus sería menos mortal para aquellos a los que infecta, con
una tasa de mortalidad de 2% a 3% frente a la tasa de SARS de 6.6%. Pero es
mucho más contagioso: el coronavirus ya tiene ocho veces el número de casos
reportados durante toda la epidemia de SARS, y el número resultante de
muertes ahora también es mayor.

En términos financieros, la mayor diferencia entre este brote y el SARS es
el tamaño de la economía de China, que fue de 13,74 billones de RMB en
2003. El SARS redujo el PIB de China en casi un 1% o aproximadamente 100
billones de RMB. Sin embargo, en 2003, China representaba solo el 4% del
PIB mundial.

Con casi 100 billones de RMB hoy, la economía de China es siete veces más
grande. Constituye más del 16% del PIB mundial y desempeña un papel
fundamental en muchas cadenas de suministro mundiales. Aunque es inferior
al SARS como porcentaje del PIB de China, las estimaciones actuales del
impacto económico del coronavirus requieren una reducción del 0.2% -0.5% en
el PIB de China, lo que podría costar tanto como 500 mil millones de RMB.

Si bien es demasiado pronto para saber con certeza cuán grave será el costo
humano y financiero del coronavirus en China y en todo el mundo, la
investigación y la experiencia de Bain demuestran que, para las empresas,
un enfoque de esperar y ver es a menudo el movimiento más perjudicial en
tiempos inciertos. Por eso, la consultora recomienda algunos principios
para guiar a los ejecutivos durante este tiempo:

· Revisar la estrategia de la compañía a largo plazo.

· Proteger el talento.

· Reducir costos y administrar el efectivo.

· Monitorear y ajustar las palancas comerciales rápidamente.

· Invertir a largo plazo.

Adjunto el estudio traducido. Cuéntame si te interesaría llevarlo.

Saludos!

*Este correo electrónico y cualquier documento adjunto están protegidos por
la ley N°19.039 de Propiedad Industrial y la ley N°17.336 de Propiedad
Intelectual que aseguran su confidencialidad, reserva y/o secreto
profesional establecido por Grupo Etcheberry para su envío exclusivamente
con fines profesionales a aquellas personas e instituciones cuyas casillas
de correo aparecen mencionadas como destinatarios de esta información. Si
usted no es uno de ellos, se le informa que cualquier uso, divulgación,
publicación, distribución o copia de esta comunicación está estrictamente
prohibida. Si usted ha recibido este correo electrónico por error, por
favor infórmenos respondiendo a este mensaje y elimine el original y
cualquier copia o impresión de éste.*




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *