Search
jueves 20 febrero 2020
  • :
  • :

Justicia multó a un colegio de Quillota por no ayudar a un alumno con déficit atencional

El Segundo Juzgado de Letras de Quillota aplicó la ley Zamudio y además estimó que en el colegio Nuestra Señora del Huerto, vulneraron el artículo 4 del Decreto Exento N°112 del Ministerio de Educación.

El Segundo Juzgado de Letras de Quillota aplicó la Ley Zamudio para fallar contra el colegio Nuestra Señora del Huerto de de Quillota, por no ayudar a un alumno con déficit atencional con pruebas diferenciadas, algo que está dispuesto en el artículo 4 del Decreto Exento N°112 del Ministerio de Educación.

La denunciante, Eugenia Díaz, le contó a La Tercera que su hijo entró a primero medio en ese establecimiento en 2013 porque los médicos le recomendaron que cursara toda la enseñanza media en un solo lugar por su estabilidad social y emocional.

Sin embargo, el primer semestre su hijo tuvo cinco promedios rojos, anotaciones negativas y por ende, le cancelaron la matrícula para 2014. No obstante, gracias a su insistencia, lo dejaron seguir el año pasado, cuando promedió 5,1. Pese a ello, lo dejaron con “matrícula condicional extrema” y le quitaron las evaluaciones diferenciadas, así que ella recurrió a la justicia el 24 de abril.

El juzgado estimó que el colegio incumplió el decreto del Ministerio que obliga a los establecimientos ayudar a los niños con esta u otras dificultades y además consideró que se trató de un acto discriminatorio y multó al colegio con más de $ 800 mil.

Desde el colegio, su directora, la hermana Ofelia Rausch, dijo que apelarán porque «siempre todos los resguardos para evaluar de manera diferenciada a los estudiantes que presenten algún grado de déficit atencional”. No obstante, en el juicio no pudieron acreditar que le hicieron pruebas diferenciadas al hijo de Eugenia.

“Este caso es trascendental porque no sólo está el tema del déficit atencional en los niños, sino también otras condiciones, como autismo, asperguer y muchas que hacen que un porcentaje importante de niños no estén recibiendo la educación que necesitan”, advierte Rodrigo Silva, abogado de Eugenia Díaz.

Según Gonzalo Muñoz, jefe de la División de Educación General del Mineduc, el año pasado existían 32.992 niños inscritos en Programas de Integración (PIE), por lo que aseguró que los colegios están preparados para abordar estas problemáticas, alfo de lo que difiere el psiquiatra infantil de Clínica Las Condes, Matías Irarrázaval, que cree que los establecimientos no cuentan con las herramientas necesarias. “Hay que reconocer que con 30 niños por clase, hacer una modificación es difícil, pero se tiene que hacer”, zanjó el doctor que además asesora al Ministerio de Salud sobre este déficit.